Transforma tu espacio a un estilo industrial

La necesidad de nuevos espacios y los bajos costos de arrendamiento en las zonas industriales dieron como resultado que varios artistas y creativos convirtieran esto en una moda y a la vez en un nuevo tipo de viviendas

Nos encontramos ante una tendencia que ha seguido influenciando el mundo de la decoración. Ya no tanto en su estado puro, pero si mezclado con otros estilos, el estilo industrial sigue ocupando un espacio en la mayoría de los hogares, aunque sea en una forma mínima, y estamos seguros de que también podemos encontrarlo en tu hogar

Si deseas conocer más acerca de cómo aplicar este estilo a la decoración de tu hogar, te invitamos a leer el siguiente artículo

En el estilo industrial podemos encontrar características muy marcadas, presta atención a algunas que a continuación te presentamos:

Colores sobrios

Si te gusta el estilo industrial ya sabrás que se caracteriza por los colores sobrios en los que dominan la gama de los grises, pero también puedes utilizar los blancos, negros, marrones y cromados. Si esto te resulta demasiado frío y quieres algo más de color, los tonos azules y naranjas también le van bien, siempre que sean en sus tonos más fuertes

La pintura es sombría pero tiene mucha personalidad si ocupas los elementos necesarios.

El metal

Es uno de los materiales que más importancia ha cobrado gracias al estilo industrial. La combinación de hierro o acero con cristal es la forma perfecta de separar espacios dándoles un aire industrial pero sin cargar el espacio demasiado


El metal en combinación con el vidrio nos hace ver nuestro espacio mucho más amplio de lo que es en realidad.

Uno de los usos más comunes es en las lámparas pero también en las estanterías o repisas. El metal además es más ligero visualmente por lo que puede ser perfecto para que espacios pequeños no se vean tan cargados y abarrotados. Las sillas son elementos que también se han utilizado en metal, y aportan a los ambientes un toque de carácter ¿No lo crees?

Ladrillo y cemento

El cemento y el ladrillo sin ningún tipo de embellecimiento o pulimento se han convertido en un elemento importante. En la creación de los espacios industriales se tendía a usar los materiales más baratos y sencillos, ya que no se consideraba necesario. Las paredes se dejaron así, rugosas pero llenas de personalidad. Hoy en día podemos comprar este tipo de materiales para dar la sensación de descuido. Tal vez te sorprenda pero el resultado puede llegar a ser muy impresionante

Algo tan simple como una pared de ladrillo puede lucir genial

Madera al natural

La madera es uno de esos materiales que la decoración industrial adopta y nos permite aportarle un poco de calidez a entornos que tienden a ser demasiado fríos e incluso un poco opresivos. La madera contrasta con los blancos, grises, negros y metálicos propios del estilo industrial. Las mesas, los escritorios e incluso las cocinas se visten de madera, pero siempre con unas líneas rectas muy marcadas. Para hacer tu espacio aún más especial ¡Prueba a utilizarla!

No solo para un estilo vintage luce bien esta mesita, en el estilo industrial puede quedar de lujo si le buscamos un lugar apropiado.

Apuesta por el reciclaje y la recuperación

Puedes recuperar también ciertos elementos antiguos, reutilizar viejas poleas, relojes de pared metálicos, antiguos ventiladores de aspas, esta clase de objetos vuelve a encontrar su lugar en el estilo industrial

Otra opción es el reciclaje, por ejemplo de pallets de madera que nos pueden ayudar a dar ese aspecto de elemento recuperado. Así que si te gusta el reciclaje, ¿Qué esperas? ¡Atrévete! Los muebles o mesitas desgastados y con aspecto de haber tenido una vida mejor nos pueden ser muy útiles

Decorar y ayudar al planeta nunca fue tan fácil, ¿o sí?

Esperamos que todos estos tips puedan serte útiles al momento de buscar un ambiente de estilo industrial, si quieres saber más sobre este o algún otro estilo en particular no dudes en suscribirte a nuestro newsletter